16/10/17

La manipulación de las masas (*)

el villano arrinconado, humor, chistes, reir, satira, manipulacion de masas

Nuestro consejo gastronómico

Cuando nuestras ideas no son sólidas, es que son manipulables. Se pueden manipular ideas y creencias: políticas, económicas, religiosas, sociales, etc. Se manipulan utilizando los Medios de Comunicación, los discursos, las comunicaciones e incluso las redes sociales. Todo es manipulable, incluidos nuestros más arraigados hábitos y costumbres.

Con la llegada de Internet, nunca hemos tenido tantas posibilidades de analizar la información y cotejarla. Deberíamos ser las personas mejor informadas, más críticas, más objetivas y con las ideas más sólidas y menos manipulables de toda nuestra Historia. Pero no es así... la cantidad de información nos abruma y preferimos dejar a otros su análisis, delegamos de la peor manera posible nuestra objetividad y nuestro sentido crítico.

Se hace uso del aspecto emocional, una suerte de cortocircuito del análisis racional y una anulación del sentido crítico de los individuos. Nos lanzan a la calle a defender unas ideas o a combatir las del contrario. Es más fácil chillar que dialogar, insultar que halagar, aborrecer que apreciar, destruir que construir.

A veces, las menos, despertamos bruscamente y nos encontramos defendiendo unos ideales que... ¡Hasta hace poco nos importaban bien poco!


(*) "En un estado totalitario no importa lo que la gente piensa, puesto que el gobierno puede controlarla por la fuerza empleando porras. Pero cuando no se puede controlar a la gente por la fuerza, uno tiene que controlar lo que la gente piensa".
(Chomsky, N., 1993)

14/10/17

Noticias de IKEA, sus felpudos provocan disturbios

el villano arrinconado, humor, chistes, reir, satira, IKEA

Hace unos años, Ikea nos dio a todos una "República Independiente”.
Bastaba con comprar su felpudo y colocarlo delante de la puerta. No hicimos aprecio...

11/10/17

Don Quijote en Barcelona

el villano arrinconado, humor, chistes, reir, satira, don quijote, catalunya


– Voto Brios mi buen Sancho, ya no sé quien son gigantes y quien molinos. Veo a villanos arropados con coloridos trapos, pero la nobleza y los burgueses visten sus costosas ropas de siempre y no precisan de trapos para ocultar sus harapos. Unos gritan en palacios, otros en instituciones, algunos se dejan oír detrás de letras impresas, pero a los que en la calle alborotan... los alguaciles golpean.

Pícaros y villanos, sin trabajo o mal pagados, muestran aprecio de quien reciben desprecio. Les hablan de nación, de independencia o de unidad, para ocultar la corrupción que vacía sus bolsillos, hurta su dignidad y al fango los arroja. Estos bellacos, disfrazados de caballeros, enfrentan a villanos que al descuido dejan sin hacienda ni salario… para luego contentar al venderles una patria o regalarles un país.

Vayamos pues a Barcelona a cumplir mi destino. A mostrar las artimañas de aquí y los artificios de allí.

– Mi señor... será escenario de vuestra derrota. Olvidaros de estas lides, de estas guerras y banderías que afectan a vuestro seso y enturbian vuestra cordura.



"¡Aquí fue Troya, aquí mi desdicha... Aquí se oscurecieron mis hazañas; aquí, finalmente, cayó mi ventura para jamás levantarse!". (Don Quijote en Barcelona, al enfrentarse y perder el duelo con el Caballero de la Blanca Luna).

9/10/17

Antidisturbios, el arte de dar y no recibir

el villano arrinconado, humor, chistes, reir, satira, antidisturbios
"Repartidor de leña", prestando servicio a los ciudadanos 

A veces los PALOS te vienen por todos los LADOS. Los uniformes y las herramientas de trabajo son similares, solo varía la identificación: Guardia Civil, Policía Nacional, Mossos d´Esquadra, Ertzaintza, etc. Algunas veces trabajan para los "buenos" y otras para los "malos", por eso unas veces les aplauden y otras les abuchean.

Pero cuando se “visten” de antidisturbios, te va a dar igual si son o no son de tu comunidad. Reparten palos igual de bien, disparan pelotas de goma con idéntica precisión, se endemonian con la misma facilidad y producen contusionados con similar destreza. Tus ideas y tu protesta les da igual, ellos están para mantener el orden público… bajo petición previa. Recuerda, si les tienes enfrente es que te toca recibir. No te olvides, el que reparte nunca está de tu parte.

6/10/17

¿Sueñan los mendigos con Zara Home?

el villano arrinconado, humor, chistes, reir, satira, Zara Home, mendigo

"El Rey pasmado", la película que vuelve a ser actualidad

el villano arrinconado, humor, chistes, reir, satira, El Rey pasmado, Cataluña

"Madrid, Villa y Corte. El Rey de España es un joven inexperto en política y amores…"

Los acontecimientos políticos actuales y la crisis catalana, han propiciado en España (incluida Catalunya) el reestreno de una película de 1991. Una comedia ligera y sin embargo honda sobre un Rey estupefacto, pasmado, al contemplar... el cuerpo desnudo de Marfisa (Laura del Sol).

"La guerra de los trapos", un estudio en profundidad

el villano arrinconado, humor, chistes, reir, satira, banderas, balcones

A la izquierda, precioso balcón tradicional con petunias blancas y bandera catalana, Derecha, balcón de una modesta casa sin lavadora-secadora. 
Abajo, propuesta arquitectónica para la ubicación de banderas varias.

Con independencia de la ciudad, pueblo, aldea o villa, durante las épocas de turbación política, festejos o acontecimientos deportivos, el número de banderas en balcones y ventanas experimenta una mayor auge.

Los sociólogos, que han estudiado el tema a fondo, descartan connotaciones políticas o festivas y afirman que simplemente expresan el orgullo y la alegría de vivir en un piso exterior. Otras escuelas de sociólogos rebate el argumento anterior, al afirmar que las banderas también aparecen en patios interiores, también conocidos como patios de luces. ¿Muestra de orgullo por vivir en un piso exterior o frustración por hacerlo en uno interior?

Algunos intelectuales, sobre todo aquellos con ideas estrambóticas, surrealistas e incluso cínicas, hablan con cierto humor de la "La guerra de los trapos" en referencia a estas costumbres muy arraigadas en el Península Ibérica (con excepción de Portugal).

Por su parte, los tecnólogos, gente que se pasa el tiempo mirando al futuro, afirman que el uso de avanzadas lavadoras-secadoras ha dejado a balcones, ventanas y patios interiores sin su principal función... secar la ropa. Esto produce en el ciudadano una sensación de vacío que le impulsa a colgar cualquier trapo, propio o ajeno, para aliviar su ansiedad.

Por último, los políticos, ciudadanos que viven gracias a los votos de otros, han sido siempre muy serios y precisos con estos temas: "La bandera expresa tantas cosas, tantos sentimientos y aporta tanta carga emocional, que se debe colocar en balcones o ventanas con el mayor mimo posible, teniendo que estar excepcionalmente limpia, planchada, con los colores muy vivos, sin rotos ni zurcidos".